Amapola


A Antonio Pastor



La amapola es una mariposa
con un ancla fondeada en tierra.
Es una bendición entre lo yermo,
nexo alado sonriendo a la muerte,
efímero botón del horizonte
que silencia su adiós
y aproxima el rojo de la sangre
a la inacción del cielo inmaculado.

Laura Gómez Recas
Acuarela, Laura G. Recas




3 comentarios:

  1. Luis Martín-Calero19/1/09 13:32

    ¿Que me gusta más?
    La pintura?
    La poesía?

    ResponderEliminar
  2. Es una maravilla el poema y la acuarela.
    Eres una maestra de la palabra y de la imagen.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. ¡Vaya! ¡Tuviste la paciencia de buscar mi amapola! Muchas gracias, Carlos.
    Me alegro de que el poema te haya gustado y, sobre la acuarela, mil perdones. Sólo es un intento porque en esto de las artes plásticas soy sólo una aficionada atrevida.

    Gracias otra vez.
    Volveré a visitarte siempre que pueda porque disfruto con tu fotografía. Arte vivo.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar