Tras todas las muertes



No voy a descansar en este empeño
de ser más de ti que de otra cosa,
de sentirte parte de mi todo,
de llamarme con el nombre de tu boca.

Podrá ser que se abotone el horizonte
y no se halle un resquicio para el sol,
o que el piélago del alma malherida
emborrache el destino de mis ojos.

Podrá ser que no haya tierra donde serme
lejos de lo que ya no tendré nunca,
o que las humedades del recuerdo
taponen con la herrumbre mi palabra.

Pero no descansaré mientras te sueñe
en la sinagoga del desvelo,
en el monasterio donde crujen
los pasos detenidos del silencio,
en la mastaba que me guarda
ahora que la vida se me ha muerto.

No descansaré mientras me viva
y me muera y resucite y me reviva
tras todas las muertes que has hablado,
tras todas las muertes que has callado,
tras todas las muertes que me has dado.


©"Desiderátum", Laura G. Recas
Fotografía: "Eclipse lunar en tres fases", NASA

53 comentarios:

  1. Precioso Laura. Eres una gran poeta. Un abrazo. milagros

    ResponderEliminar
  2. Milagros, tú siempre al quite. Ya te espero porque sé que apareces siempre. Muchas gracias por tu halago, pero permíteme tener mis dudas. Me esfuerzo mucho, me quemo en ello, me preocupo, pero casi nunca estoy satisfecha.

    Un beso grande, fiel lectora.
    Laura

    ResponderEliminar
  3. El poema es inmenso y de una belleza extraordinaria. Es, sin duda, de lo mejor que he leído últimamente. El cierre es magistral.

    "ahora que la vida se me ha muerto"

    Un solo verso vale todo un poema.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Noray,¡cómo me alegro de leerte aquí! Tengo problemas para entrar en tu blog. Creo que te lo apunté hace poco. Pero sigo intentándolo.

    Mil gracias por tus palabras. ¡No sabes lo que me cuesta ver calidad en lo que escribo, estar satisfecha de verdad! Por eso, tu comentario me ha dejado pepleja. Gracias, de nuevo. Es maravilloso que tú lo sientas así y haya sido yo quien lo haya escrito.

    ¡Mágico!
    Un beso de Laura para ti.

    ResponderEliminar
  5. Todas las muertes
    no parecen ser suficientes


    Besitos

    ResponderEliminar
  6. ufffff.... qué dura... qué fuerte para mi piel y lo que envuelve en estos momentos...

    ResponderEliminar
  7. si...cuanta certeza.
    el intronauta perfecto.
    me quedo sin palabras Laura.
    besos volados.

    ResponderEliminar
  8. vaya Laura, me dejas sin aliento...Un poema soberbio.Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  9. Yo también me he quedado sin palabras y es que, es precioso. Es maravilloso que hables así de la muerte y del amor. No sé porqué pero me vino a la memoria Bécquer.

    ResponderEliminar
  10. Athena, he ahí el quid. Como en la canción de Rosana: " que te castigue Dios, que yo te quiero".

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  11. ¡Jara! Te echo de menos... Ya, ya sé que para ti es un poco duro tocar ahora estos temas tan pasionales y desgarrados...

    Reponte que te estamos necesitando.
    Laura

    ResponderEliminar
  12. Juanra, me ha encantado lo del "intronauta". Escribir es, en gran medida, ejercer de tal cosa.

    Los cazo al vuelo, como siempre.
    Laura

    ResponderEliminar
  13. Marisa, un beso grande y gracias, gracias, gracias. Mira a la derecha: día 15, lunes, Ateneo de Madrid. Espero verte allí.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  14. Dana, seudónimo intrigante y nostálgico... misterioso... No sé si es maravilloso, pero tampoco es buscado. Sale, sale... lo que está dentro. Bécquer?? Puede que lo romántico y la fatalidad... ¡Menuda comparación!

    Muchas gracias, de verdad.
    Laura

    ResponderEliminar
  15. Hola Laura.
    Los dos versos que inician son de una fuerza increible.
    Y el broche final...
    Tras todas las muerte esta el sueño y el tesón que desgranas.

    Hermoso¡¡
    No sé porque dudas...
    Si la vida no muere.
    La haces renacer de tus versos.
    (disfruta de ese encuentro)
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  16. Gracias, Leni. Por tu idea, por tu lectura, por tu opinión.
    Me pasa lo que a ti. Los dos primeros versos, el segundo en concreto, me gustan.
    Disfrutaré... Es un expo-recital. Ya sabes que Versos Pintados es una asociación de pintores y poetas. El lugar es magnífico y seguro que sale todo genial. Yo, esta vez, asistiré sólo como espectadora, pero tengo un poema expuesto junto a su cuadro.

    Un beso grande,
    Laura

    ResponderEliminar
  17. No hay descanso posible mientras nos falte algo.
    O quizás sean los versos lo único que nos acoja.
    Sabes decirlo como si tuvieras presente hasta lo ausente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. El inicio es generoso: "No voy a descansar en este empeño / de ser más de ti que de otra cosa,/ de sentirte parte de mi todo,/
    de llamarme con el nombre de tu boca",
    de qué demoledora manera te afirmas y reafirmas "No descansaré mientras me viva /
    y me muera y resucite y me reviva" en la entrega.


    Estás muy en forma Laura
    te aplaudo con fuerza

    un fuerte abrazo para ti compañera

    .

    ResponderEliminar
  19. Luife Galeano6/6/09 13:38

    Gracias, Laura, por publicitar la presentacion de mi novela.
    Luife Galeano

    ResponderEliminar
  20. Estoy impresionado por el final....conviertes tu blog en el gran templo de las palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. y aún así condenada en ellas ...sobrevives en medio del desierto..besos

    ResponderEliminar
  22. Te felicito y te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Ybris, sí, seguramente no hubiera podido escribir esto sin tener presente lo que no está.

    Gracias por tu visita y por tu lectura.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  24. Alonso, me reconformta tu lectura, no sabes cómo... Tu lectura siempre es un punto de inflexión en las entradas del blog.
    Gracias.
    Laura.

    ResponderEliminar
  25. Luife, ¡no tienes que darme las gracias! Es un placer poder publicitar un evento como ese en mi pequeño cobijo virtual.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  26. Tony, gracias por tu lectura. Me han desbordado tus palabras... No creo que sea merecedoras de ellas. Gracias por ese gran piropo a mi blog.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  27. Gracias por tu lectura, Fernando. Tus comentarios siempre suenan a caricia.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  28. Felipe, gracias. Tu felicitación es un trofeo.
    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  29. Preciosos versos y con una forma sublime de cerrarlos. Un placer leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. tus versos, metádora a metáfora, imagen tras imagen, son imperdibles.

    Que regocijo leerte!!

    ResponderEliminar
  31. Salvador, eso del cierre dicen que es importante. De modo que muchas gracias, de verdad.
    Un beso,
    Laura

    ResponderEliminar
  32. Gracias, Mónica. Tengo mis dudas con dos versos de este poema, pero vuestros comentarios son un termómetro estupendo.

    Un besote.
    Laura

    ResponderEliminar
  33. Hola Laura,

    sensacional el poema. Magnífico en el ritmo y en su decir. Me gusta todo, el inicio inmenso: "llamarme con el nombre de tu boca", la palabra.

    Muy bueno. tiene una fuerza extraordinaria.

    Un beso grande
    Mónica

    ResponderEliminar
  34. Gracias, Mönica. Tu lectura es estimulante.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  35. estaba preocupadillo, en realidad muy preocupado, llevaba bastantes días que no podía entrar en tu blog, cuando lo hacía salía un mensaje de esos grises en el centro del monitor advirtiéndote que no eras bien recibido, que el sistema fallaba en tu presencia; hoy puedo sentir alivio. He podido entrar nuevamente. ¿duendes?

    un beso Laura
    .

    ResponderEliminar
  36. Alonso, no te preocupes. A mí me pasa lo mismo con el blog En mi noray. Y me da rabia porque me encanta leerlo.
    Seguramente son duendes. Yo creo en ellos y en las hadas y en los elfos y en los trasgos... Porque es maravilloso creer, aunque a veces sean malos y traviesos.
    Me alegro de que hayas podido recuperar mi jardín sobre tu pantalla.

    Duende...
    Besos élficos hacia tu lugar frente al mar.
    Laura

    ResponderEliminar
  37. Laura, cómo va "in crescendo" este poema. Me gusta mucho. Es tu línea superada incluso.
    Otra cosa: he visto lo del recital de Estela y mío en tu blog, me ha encantado eso de "con poco hielo y mucha menta" (je-je, muy bueno, gracias, amiga). Un beso

    ResponderEliminar
  38. Gracias por tu lectura, Ángeles.
    Lo del combinado: es que es verdad... :)

    Besos***Laura

    ResponderEliminar
  39. Sin duda, Laura, un gran poema, donde la intensidad del sentimiento se ve reforzada por la belleza de las palabras que se elevan más allá de sí mismas hasta tocar la luz.

    Un abrazo,

    Antonio.

    ResponderEliminar
  40. Gracias, Antonio, por esa visión de las palabras. Es más de lo que esperaba transmitir. Al final, eso es lo más importante: la palabra y hacerla trascender.

    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  41. Pero no descansaré mientras te sueñe
    en la sinagoga del desvelo [...]

    Esta última parte es hermosa. Muy hermosa.

    ResponderEliminar
  42. Deversoenverso: Me motiva que te hayas fijado en esa parte del poema. Es en ella en donde residen mis dudas sobre él (hay dos versos que no me acaban de convencer). La idea es la sacralización del recuerdo.

    Muchas gracias por tu visita y por tu ánimo,
    Laura

    ResponderEliminar
  43. Paso por tu blog y me ha gustado mucho... me quedo con el te sigo. para poder leerte con mucho mas frecuencia..

    te enlazo a mi blog para regresar..

    un gusto leerte
    saludos fraternos con cariño
    un abrazo.

    besos muchos

    ResponderEliminar
  44. Quedó bárbaro la foto!!
    Me maté explicándote como subir cosas y sos una re capa en esto ajajjjjajajajjjaaaaaa!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  45. Me has estremecido...uno de los mejores poemas que he leído en unos cuantos meses. Hoy es mi día de suerte...te descubrí!

    ResponderEliminar
  46. Adolfo, me alegro de que me hayas encontrado. Así he podido entrar en tu espacio. Todo un artista... Eres polifacético en esto del arte.
    Yo también te sigo, desde ya.

    Un abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  47. Mónica, no sé lo que es re-capa, pero suena a experta. La foto luce con orgullo. Batania y tú en la columna derecha de Hortus Liber, tatuando Madrid con poesía.

    Besos grandes hacia la calle Perito Moreno.

    Laura

    ResponderEliminar
  48. Gracias por tus palabras, Roberto. Ante este comentario se me ha acelerado el pulso. Que un poema mío despierte esa reacción es más que gratificante. Es extrañamente delicioso.

    Te visito.
    Laura

    ResponderEliminar
  49. Te pido que vengas a dejar una rosa en mi blog para la madre de Noray..

    Gracias siempre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Vaya un poemazo, querida. Un amor desesperado que sólo podrá entenderlo quien de verdad sintió en su cuerpo y en su alma la carcoma del desamor, del olvido, o de lo prohibido. Le has dado una fuerza de inflexión en el ritmo que hace se lea de corrido, con rabia y desespero sobre todo la última estrofa donde el dolor va increscendo.

    Un gran poema, amiga, cada día vas a más, eso es estresante porque a ver como te las arreglas para superar este.

    Un gran abrazo, Laura.

    Carlos
    ______________

    ResponderEliminar
  51. My, ya pasé por tu blog para dejar mi rosa. Gracias por acordarte de mí.
    Laura

    ResponderEliminar
  52. Gracias, Carlos. Sabes cómo valoro tus comentarios. Esto que dices de la fuerza de inflexión en el ritmo, me halaga. Sabes que me esfuerzo, aunque siempre me quedan las dudas. La calidad es importante, básica...

    Un beso grande
    Laura

    ResponderEliminar
  53. Luife Galeano29/11/09 23:01

    Laura, soy Luife.
    No tengo tu e-mail pero nos reunimos los martes en Monte Esquinza, 41 cafeteria Delfos a las 2030 hasta las 2230. Te esperamos.

    ResponderEliminar