Es de locos saber



A callarme la boca obliga el pulso
de la lágrima abismo en la locura,
el dolor amamanta mi lectura
cuando leo tu verso en mal convulso.

La locura te nubla en el recuerdo
de una noche de truenos encendidos
que sacaba a bocados alaridos
de entre todas las rosas del acuerdo.

Pues es loco este duende que te llama,
es locura la tez de lo que siento
y es de locos saber que aún así ama,

no hay dolor que en desánimo consiga
aliviar el amor de mi alimento
pese a ser su picor el de la ortiga.


Laura Gómez Recas
Fotografía: Norfolk Daily News/Jake Wragges

33 comentarios:

  1. Ay el amor, cuánto más duele, más nos complace...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Lo comprometido de un soneto no es sólo la métrica y la rima sino el desarrollo de la idea que se ha de ceñir a tales formas. En tu caso:
    Versos de alguien que nos duele al leerle hasta dejarnos sin palabras, recuerdos de momentos que llevaron espinas a las rosas... y, aun así, la locura de un amor que sigue alimentándose animosamente a pesar de la amargura que conlleva.
    Creo que has conseguido muy dignamente salir airosa de este reto.

    Enhorabuena y besos.

    ResponderEliminar
  3. A veces es doloroso recordar aquel amor que se ha roto, y duele, como duele.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo, Meri Pas.
    Aunque el dolor es un dolor especial cuando la locura lo sobrevuela.

    Laura

    ResponderEliminar
  5. Ybris, te doy la razón en todo. El soneto compromete mucho el argumento y es difícil mantenerlo intacto.
    Creo que, en este caso, está bien hilado. Aunque puede que me haya dejado hilos por el camino. En esa estructura es delicioso trabajar el contenido y jugar con las palabras y con las figuras.
    Veo que tu resumen es muy completo... :o) Tan atento como siempre a los versos. Es un placer tener tu amistad poética. De verdad.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  6. Hola, Snayder, bienvenido.
    En este caso, todo el dolor está en el título.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  7. Buen pulso, Laura, en este soneto en el que se funde el sentimiento propio con el de un hipotético autor (o autora: no debería ser precisa la aclaración) en cuyos versos nos miramos.

    Tengo una duda, sin embargo: ese saber que aún así ama, el aún, ¿es un adverbio de tiempo (con acento, tal como está) o de modo?, en cuyo caso no lo llevaría.) Por el sentido de la frase me inclinaría por lo segundo, aunque no podría descartarse laprimera acepción.

    Ya ves, quisquilloso que es uno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. He de decirte, Laura, que me pesa no ser forofo de los sonetos. Los encuentro encorsetados, aunque sé que el problema lo tengo yo, seguramente por ser un auténtico negado para ese tipo de estructura. Es el 1º que te leo y he de reconocer que has sabido darle el ritmo adecuado, cosa que me alegra mucho pues sé la dificultad que tiene su realización.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ay Laura, ""cuánto dolor se agrupa en mi costado...". Sólo la poesía sabe convertir el dolor en belleza.Sólo por versos como estos merece la pena sangrar.Un abrazo, corazón

    ResponderEliminar
  10. Buen soneto. (Ya sabes que a mí me gusta hacerlos).
    Y cómo siempre... por encima de la forma... la poesía tuya. Por ejemplo:

    no hay dolor que en desánimo consiga
    aliviar el amor...

    ResponderEliminar
  11. ¡Bien, Antonio! Has entendido a la perfección el mensaje. Creía que no se veía. Los cuartetos hablan del 'otro' y los tercetos, excepto el primero de sus versos, del 'yo'.

    Me encantan los quisquillosos: aún, es de tiempo, por eso está acentuado. Si fuera sin acento la métrica sería distinta. Tienes razón en cuanto a que no queda claro, no me había dado cuenta. Lo estricto sería meterlo entre comas: "que, aún, así te ama". Pero he obviado comas en este soneto (con lo que me gustan, debe ser de tanto Cicerón).

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  12. :0) Lo sabía... José Antonio. Que no te van mucho los sonetos. Sin embargo, a mí me encantan. Pero son como perlas. Es raro encontrar una perfecta, redonda, inmensa...
    Este no es una perla, por supuesto, pero es una delicia hacerlos. El esfuerzo merece la pena, es como escurrir el lenguaje, como se escurre una prenda empapada. Lo retuerces hasta que sale.

    Un beso y gracias por pararte en él.
    Laura

    ResponderEliminar
  13. Marisa, el dolor es y será fuente de belleza porque se siente dolor cuando se vive. Y... ¿estamos vivas, verdad? Sí.

    Un besazo.
    Laura

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Gonzalo, por percibirme detrás del corset.

    Un beso,amigo.
    Laura

    ResponderEliminar
  15. bendita locura, laura querida, nunca la venzas: que ella siempre te venza a ti

    y mi beso también

    ResponderEliminar
  16. Santiago, ya lo dice el título: "es de locos saber"... saber, saber...

    En dosis apropiadas es bendita,sí.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  17. El soneto es la estrofa eterna, la piedra de toque del buen poeta, quien no encontrará ningún obstáculo para encerrar en tan precioso estuche las sensaciones poéticas más inspiradas. Todos lo intentamos y pocos son los afortunados en conseguirlo, pero he de reconocer que te has acercado mucho, mucho.
    Un afectuoso beso.

    ResponderEliminar
  18. Terly, es mi eterna piedra de toque. Gracias por tu 'calificación'. Algo le falla... y creo que sé por dónde. Hay que darles la vuelta, destriparlos, razonarlos, sentirlos... amarlos y odiarlos. Son así.
    Hace poco, en una tertulia a la que asisto, se decía que no basta con la métrica, el acento y la rima... el soneto requiere algo más. Seguramente, la conjunción extrema de la fonética en cada verso.

    No dejemos de intentarlo.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  19. Por supuesto que requiere algo más que todo eso, necesita su própia alma y sólo el "creador" del poema puede dársela.
    Otro beso.

    ResponderEliminar
  20. ¿una alusión a la creación poética, querida Laura?

    no hay dolor que en desánimo consiga
    aliviar el amor de mi alimento...

    Besos

    ResponderEliminar
  21. te lo digo siempre, pero es que lo haces pero que muy bien

    me gusta tu escritura

    ResponderEliminar
  22. Bella poesía. Si el amor no sintiera dolor perdería toda armonía.

    Besosss.

    ResponderEliminar
  23. Sí, Yuli. Hay algo de ello. La mezcla de sensaciones es grande en el poema. Amor, creación, locura... locura de verdad y locura figurada. Y la creación como dolor y como algo inevitable que delata lo que se sabe.

    Besazos, por leerme tan bien.
    Laura

    ResponderEliminar
  24. Roberto, pues es recíproco. Tu forma de escribir es original y única. Y con una fuerza expresiva extrema. Me encanta.

    Gracias, muchas gracias.
    Laura

    ResponderEliminar
  25. ¿Tú crees, Aniki? Puede que acentúe el sentimiento. Pero lo armónico... no sé...

    Un beso y gracias por entrar. Un placer verte por aquí.
    Laura

    ResponderEliminar
  26. Laurita, comosiempre poesía de calidad. Te felicito.Abrazos

    ResponderEliminar
  27. Gracias, Milagros. Mucho, eso que dices, mucho para mí.

    :o)
    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  28. Por fin Laura!!, una foto tuya.El tocón brotado...Muy buen tratamiento.Me gusta.Tienes que prodigarte más en fotografía.Tienes potencial...jejej
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. ¡Gracias, Carlos! No tiene mérito. Está retocada. Le quería dar un tono sangriento. La foto no está mal, pero no es así, no tiene ese color. Tengo una toma más cercana, del brote, que me gusta, quizás, más. Está tomada en el Pirineo de Lérida. Antes de iniciar una ascensión que casi acaba conmigo.

    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar
  30. ¡¡Bravo!! No hay más palabras...Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Miguel Ángel, ¿te gusto? Eso me anima. Tengo mis dudas, para variar.

    Un beso por entrar aquí y, otro, porque sí.
    Laura

    ResponderEliminar
  32. Buenooooo, ¡un soneto! Además, cumpliendo con las más estrictas reglas.

    Por lo que tantas veces me has oído defender, su medida acentuación le otorgan el ritmo con que se lee un tema que cierra con broche de oro el último terceto.

    Me alegra descubrirte en los catorce.

    Mi beso, Laura.
    ......................Carlos

    ResponderEliminar
  33. ¿Te parece bien, Carlos? Yo ahí dudando, para variar. Ya hablaremos... :o) que dudas tengo...

    Eres un sol de catorce... quilates.
    Besos.
    Laura

    ResponderEliminar