Desorden



Me habita el desorden,
me desciende
y la astucia del tiempo
anuda sus cintas a mis días.

No puedo tentar al agua
con los brazos extendidos,
acuciar a la nube en su borrasca
para humedecer mis orillas de nuevo,
lúcida y eterna,
inmensurable en desmesura,
singular,
sabiéndome plétora de luz,
de lumbres ahíta y soñadora.



Laura Gómez Recas
Fotografía de J. P. Stanley

9 comentarios:

  1. Inmensurable en desmesura... pero qué bien que lo dice usted admirada escritora, querida amiga... Besos Amador

    ResponderEliminar
  2. Unas imágenes preciosas.
    Has acertado con ese corte con la palabra singular, el yo, único, irreemplacable.
    Me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Carmen fabre12/6/11 08:13

    ¡¡Qué lujo comenzar así el domingo,Laura¡¡¡ Gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Grande. En una palabra te lo cuento.
    Besitos, nueva motorista.

    ResponderEliminar
  5. Un derroche, una cascada poética llena de belleza. Enhorabuena Laura por dar la pincelada exacta a tu verso.

    ResponderEliminar
  6. Versos "inmensurables en desmesura" mi querida Laura... Como dice Jesús, en dos palabras dejo mi admiración y mi cariño.

    Un abrazo mi niña

    ResponderEliminar
  7. Entre tormentas y desorden, sin paciencia para esperar lo que el tiempo haya de traerte... ¡que bien defines la ansiedad de la espera!.

    Un hermoso poema lleno de sugerencias, Laura.

    Así que te dejo un beso y me llevo tu poema a mi rincón para rumiarlo con paciencia.

    ResponderEliminar
  8. Qué todos los desórdenes de este mundo y los míos propios fueran tan bellos como tus versos...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. ¿No es esto la plenitud del gozo? Un beso. Paco

    ResponderEliminar