Gris


Intenta distanciarte, parecer insensible.
La carencia es un arma entre las sienes
que debes exhibir con contundencia.

Asimila la ignorancia,
olvida lo aprendido en largos años,
atenúa tu presencia.
No estremezcas las palabras,
úsalas con su desnuda simpleza,
sin perífrasis, sin pleonasmos,
sin la argumentación que rezuma la sintaxis.

Cíñete a ser gris, deseca el alma,
uniformado insecto sin colmena.
Perfora con silencio sus oídos
y nunca más eleves la mirada.

Desde que se vació la luna
han decidido que sobramos
y esa cosa extraña que desde la infancia
brotaba hacia al alféizar,
voraz sobre el destino,
se ha deshojado y yace muerta
y me dice que no, que no podremos
ser alguna vez lid del horizonte.

El sueño sepultado me llama
para yacer con él bajo la tierra,
extremo manantial en su acogida.

Laura Gómez Recas
Imagen:
París, depuis la Estation Espatiale Internc.
 NASA



5 comentarios:

  1. Poema triste y gris que encierra más de un grito entre sus versos. Me ha encantado, Laura. Otro título escueto como acostumbras.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Poesía sin adornos. directa al corazón.
    Un fuerte abrazo y se puede decir más alto pero...

    ResponderEliminar
  3. Poema directo, amargura y esperanza, a la conciencia colectiva. Un beso...

    ResponderEliminar
  4. Vaya, por fin me has hecho caso, Laura, por fin podemos leerte de nuevo. Tú de gris tienes poco aunque te empeñes. Estás llena de colores. Lo sabes, lo sabemos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Laura, el poema tiene muy buenas imágenes, pero lancémoslas lejos.No podemos desecar el alma. Hay que mirar desde lo alto. Desentierra el sueño sepultado, no yazgas con él.
    Te llamo azul para que pintes los cielos de rojo. Un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar