Sin una lágrima



Ni siquiera dibujan las estrellas
un mapa con que poder navegar
entre esta selva que cruje a mis pies
y me destierra.

Asumidas las horas intachables
en un papel secante de memoria,
sólo queda esperar una respuesta
y el mordisco audaz de tu palabra.

Se encendieron las luces de la calle
sin una lágrima,
mas sé de la tristeza haciendo nido
porque la senda azul regresa cárdena
bajo algún aleteo de abandono
en vuelo del utópico avance.

Es mío este dolor. Tardo en girarme
porque sé que la promesa es la fiera
que devora cualquier soplo de duda.
Me duele. De ahí, tiemblo, callo y caigo
sin hallar más futuro entre las manos
que el arrayán de flores disipadas,
débiles y pequeñas,
pálidas centinelas de los ojos
que ya no saben hacia dónde han de mirar.

Laura Gómez Recas
Imagen:  Montmartre (París)
Jaime G. Recas

Llámame azul, en Valencia


LLÁMAME AZUL

se presenta en Valencia
por
 Teresa Espasa

Miércoles, 15 de mayo de 2013
Sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés
C/ Colón, 27 (6ª planta)



Recogido en varios medios locales, como el Diario de Levante y Las Provincias y en agendas digitales como la de Francisco Ponce Carrasco



Gris


Intenta distanciarte, parecer insensible.
La carencia es un arma entre las sienes
que debes exhibir con contundencia.

Asimila la ignorancia,
olvida lo aprendido en largos años,
atenúa tu presencia.
No estremezcas las palabras,
úsalas con su desnuda simpleza,
sin perífrasis, sin pleonasmos,
sin la argumentación que rezuma la sintaxis.

Cíñete a ser gris, deseca el alma,
uniformado insecto sin colmena.
Perfora con silencio sus oídos
y nunca más eleves la mirada.

Desde que se vació la luna
han decidido que sobramos
y esa cosa extraña que desde la infancia
brotaba hacia al alféizar,
voraz sobre el destino,
se ha deshojado y yace muerta
y me dice que no, que no podremos
ser alguna vez lid del horizonte.

El sueño sepultado me llama
para yacer con él bajo la tierra,
extremo manantial en su acogida.

Laura Gómez Recas
Imagen:
París, depuis la Estation Espatiale Internc.
 NASA