Cerca


Alimenta el besar profundidades
de una selva pletórica en fragmentos,
de amor, esquirlas sólidas, rugidos
que fraguan su sonido entre los dientes.

Entre la piel de tu cuerpo y mi piel,
ni una pizca de luz, ni una fisura...
sólo una mariposa incandescente
con las alas batidas hacia el mar.

Extremo de un aliento suave; al sexo,
un ápice de orgullo le hace arder,
el cómplice susurro
que maneja cada duna de amor
que yace en ti.

Laura Gómez Recas
Imagen: Orange Sun, Alan Friedman