Es amor y es de polvo y de ceniza



Si amo y amor no puede serenarme,
ni es posible con él sentirme amada;
si tu amor, yo lo siento encrucijada,
y ni debes ni debo enamorarme;

si en tu sueño, es mi llanto tu tortura,
si mi búsqueda es hambre de deseo
y sabe que es amor de un yugo reo,
sin saber si es amor o si es premura;

¿qué más da este morir entre lo muerto
que sin beso entumece nuestras bocas?
Corazones perdidos en lo incierto...

Es amor y es de polvo y de ceniza,
náufrago de su estela, lo padezco,
de no vida la sangre que lo atiza.


Laura Gomez Recas
*Corregido, gracias a la valiosa aportación de Antonio del Camino

22 comentarios:

  1. Maravillosa composición Laura. Acompañada de una fotografía estupenda. Qué envidia de noche debisteis pasar ayer en Los diablos azules. En fin, otro día iré seguro.

    ResponderEliminar
  2. Este soneto fue tu reglao de despedida. Estuve viendo el recital pero la imagen y el sonido a veces iban a tempos distintos (imagino que por el gran número de gente conectada).
    Da igual,con tu presencia, tu aplomo al leer, la seguridad, la manera de mirar los poemas suben alto muy alto y las palabras hacen lo que tú les digas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Precioso! Un soneto lleno de sentimiento y anhelos que ya es difícil en sí la construcción, el hablar de amor sin ser empalagosa, más. Pero lo que tú no consigas... Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya, Laura! Dándole al soneto para que éste -bien construido-, atice a los sentidos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Amiga Laura, leo tu soneto y me adentro en su música y su fuerza. Y su lectura me lleva a los poetas barrocos y, también, a los increíbles “Sonetos del amor oscuro”, de García Lorca. Hay, sin embargo, dos pequeños errores métricos que me permito apuntar, pues, creo, son de fácil corrección y elevarán aún más la estatura poética de tu poema. El primero está en el primer verso, ya que, por lo que intuyo, en el conteo de sílabas debes de hacer una sinalefa en Si a –mo y en a-mor…

    Segúnel Maestro Navarro Tomás, en su Manual de pronunciación española. Madrid: C.S.I.C., 1968, § 134 136: La reducción de los grupos vocálicos a una sola sílaba es, en cambio, imposible cuando entre dos vocales relativamente abiertas aparece una vocal más cerada: aoa, aia, aie, euo, ouo, etc.; el movimiento de estrechez articulatoria a la correspondiente depresión de perceptibilidad que la vocal más cerrada representa en dichos casos constituye precisamente el punto de división silábica entre las demás vocales del grupo.
    Ejemplos de grupos formados por tres o más vocales, irreducibles a una sola sílaba:
    aoa esta o aquella
    aoa blanca o azul
    aea ya he hablado
    aia sangrienta y ancha
    aie apaga y enciende
    eie calle y escuche
    eue parece hueco
    euo siete u ocho

    oie mucho hielo
    ouo uno u otro
    oia voy a morir
    oaia no hay ánimo
    aiue casa y huerta
    uaiai agua y aire

    Las modificaciones que las vocales experimentan al agruparse en núcleos silábicos fueron indicadas al hablar de los diptongos, triptongos, sinéresis y sinalefas. Estas denominaciones, relacionadas con el distinto carácter gramatical de cada grupo, no representan diferencia alguna por lo que se refiere a la pronunciación. El grupo au, por ejemplo, se pronuncia del mismo modo en laurel, diptongo, que en la unión, sinalefa, y el grupo eo es igual fonéticamente en te ofrecía, sinalefa, que en teología, sinéresis.


    El segundo se encuentra en el penúltimo verso, “náufrago en su estela, lo padezco”, donde sucede el caso contrario: aquí la sinalefa entre go-en (náufrago en), que es obligada, impide el endecasílabo.

    En ambos casos, insisto, creo que la corrección es sencilla, aunque ya me parece suficiente pedantería por mi parte apuntar todo lo anterior como para, encima, sugerir posibles opciones: algo que dejo a tu criterio y claridad poética.

    Por último, decirte que aunque no sea frecuente mi huella por tu casa, conste que sigo visitándola, siempre con gusto y gratitud.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Antonio, si Laura me lo permite, apuntaré que me ha servido mucho tus aclaraciones sobre la imposibilidad de unir tres vocales en algunos casos. Muchas gracias. Un besillo.

    ResponderEliminar
  7. Pido excusas a todos porque últimamente no puedo contestar a todos los comentarios que me hacéis. Pero, en esta ocasión, es forzado dar las gracias a Antonio del Camino.

    Antonio, mil gracias. Lo puro ha de ser puro. Y tienes toda la razón. Tenía olvidada esa regla que rompe las sinalefas entre tres vocales. Y no sabes cómo te agradezco que me lo hayas dicho. Es genial publicar algo y que alguien pueda echar una mano con estos fallos. Reconozco que no lo recordaba... al leerte fui recordando.

    Lo he cambiado de modo que conserva el acento en la sexta, pero (tengo poco tiempo) espero encontrar la fórmula que me permita conservar el acento de la tercera. Con el nuevo verso, ese acento se pierde y se va a la segunda:

    "Si amo y en amor no puedo serenarme"
    "Si amo y amor no puede serenarme"

    En cuanto al verso del terceto, te diré que me acogí a la regla que dice que el autor puede omitir la sinalefa entre dos vocales fuertes. Pero como te he visto tan purista, me he esforzado y lo he cambiado también:

    "náufrago en su estela, lo padezco"
    "náufrago de su estela, lo padezco"

    Ahora sí. Tengo que depurar el primero. Me gustaba ese comienzo: "Si amo y en amor". Pero creo que no lo puedo mantener porque si cambio el verbo "serenarme" para no tocar el comienzo, pierdo el acento en la sexta.

    Te lo dedico. Para ti, mi soneto.
    Ha sido un placer y no es nada pedante decir lo que se sabe cuando viene a cuento. Para eso estamos aquí, ¿no? Yo, por lo menos, para aprender y empaparme como una esponja de poetas como tú.

    Un besazo.
    Laura

    ResponderEliminar
  8. Hermoso antes. Perfecto y hermoso después. Poesía siempre. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Amiga Laura, no sabes cómo agradezco tus palabras. Creo que en esto de los blogs se da con demasiada ligereza el elogio fácil, lo que no siempre nos ayuda a crecer en esto de la escritura. Por eso, cuando me permito apuntar alguna sugerencia que no sigue esa línea, nunca sé cómo se lo van a tomar al otro lado de esta ventana, ni si más de uno, al leerla, va a pensar que "adónde va este, con esta lección barata", o algo así. De ahí, la alegría que me da tu respuesta.

    Te diré que las dos opciones que has elegido en tu corrección son idénticas a las que, a vuela pluma, pensé mientras te escribía mi perorata. Efectivamente, en el primer verso, desaparece el acento en la tercera sílaba. No obstante, a mí, tal como queda ahora, me "suena" bien. Además, dejando el verso con ese comienzo que tenías, que, es verdad, tiene su belleza, "Si amo y en amor...", tenemos un acento en 5ª sílaba en la palabra "amor", que, en principio, quebraría el ritmo del verso de acentuar también en sexta. Aunque nunca se sabe... y quizá buscando alguna fórmula pueda darse con el equilibrio exacto... En fin, vuelvo a enrollarme.

    Laura, es un placer poder establecer estas charlas de una manera abierta y sin que den lugar a mosqueos ni herir vanidades. Gracias por ser así.

    Un abrazo.

    P.D.: Ah., y muchas gracias por la dedicatoria.

    ResponderEliminar
  10. Con permiso, Laura: Razul, de nada (guiño cómplice a ambas). Y un abrazo doble.

    ResponderEliminar
  11. Clases magistrales y alumnas... no menos magistrales, ¡qué caray!. Gracias Antonio y Laura

    Echo muchas veces de menos en los blogs la interactividad directa, clara y amiga, que nos ayuda a crecer, diciendo la verdad de lo que vemos en un poema y me sobra muchas veces también el clásico comentario de "me gusta" o adulador, que en definitiva nada aporta. Debe ser porque durante muchos años "foreé" y aprendí a sacar tajada de los maeztros (como Antonio)que como poco nos llevan algún que otro curso de ventaja.

    La pena es que vivimos tiempos acelerados...

    Besos enormes, Laura.

    ResponderEliminar
  12. Laura, he estado en tus últimas entradas y no veo a Ybris/Julio.
    Sabes algo de él o desde cuando no sabes?
    También se lo pregunté a Kike al ver que tampoco se pasaba por "su casa" desde hace bastante.
    Como se deduce de mi pregunta, yo tampoco sé nada desde finales del pasado año, cuando él mismo hizo una entrada en su página.

    Un abrazo: PAQUITA

    ResponderEliminar
  13. Completamente de acuerdo con Antonio, Luisa y Razul...
    ¿Vanidad? Habiendo leído los sonetos de Garcilaso, los del Amor Oscuro, o los de Quevedo... ´¿quién osa tener vanidad con un soneto? :o)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  14. Caminante, tienes razón. He echado de menos a Ybris. Pero como últimamente no tengo tiempo de entrar en los blogs, pensé que me había abandonado a mí temporalmente. No le di mucha importancia.

    Me pongo manos a la obra. Creo que sé cómo podemos llegar hasta él.

    Te cuento si me entero de algo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola amiga,

    Hoy es tu Día, por eso pensé en TI y te ofrezco un acróstico “ MUJER” con la historia”
    Del Día Internacional de la Mujer”, completando el post que tengo publicado con un precioso video, todo es para ti.
    Feliz día!

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Buen soneto: sobre todo ese "amo y amor" y, como debe ser, el último terceto que es rotundo sobre todo el primer verso: "es amor y es de polvo y de ceniza"

    Por decir algo: podrías sustituir algunas comas por punto y coma (separando frases).
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Gonzalo. Tienes razón. Ya lo he hecho. Mucho mejor así. Marca mejor la separación de las condicionales.

    :o) Esto se llama pulir, abrillantar y dar esplendor!!

    ResponderEliminar
  18. Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia

    Confieso que soy el cielo
    El sol,
    Las nubes amamantando el tiempo

    Confieso que las estrellas
    Las dibuje con mis sueños
    Iluminando el firmamento de mis sentimientos

    Que tus cabellos
    Los acaricie palpitando mis deseos,
    Y que tu cuerpo
    Lo transite coloreando mis pasiones
    Elocuentes del que ama

    Confieso que no soy nada
    Ni nadie en este mundo
    Ante la majestuosa pulcritud de tu presencia
    Mujer,
    No soy el que confisca tus besos
    Ni el que marchita tu alma
    En añicos de penas,
    Soy,
    El que respeta tu nombre
    Pintado
    En el firmamento beso del te quiero

    Confieso
    Que soy
    El que emancipa la palabra
    Convirtiéndola en caricia mutilada de ternura,
    Mujer
    Eres
    Luz
    Embarazo creador de lo eterno
    De lo infinito
    Mezclado con el esperma
    Quietud erótica de mi cuerpo
    Ante la belleza emblemática de tu movimiento
    Vida

    Adolfo Payés.


    Con todo mi respeto y admiración ara la Mujer en estas fechas y el mes de Marzo..


    Un abrazo
    Saludos fraternos...

    ResponderEliminar
  19. Precioso!

    Qué pena no oirlo recitar en directo...

    (Me doy por contestada)

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
  20. Muy bien entonado, Laura, este soneto con ese sabor clásico lleno de fuerza amorosa.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Maravilloso Soneto Laura.

    Un saludo

    ResponderEliminar