La piel del agua



Se escribe el tiempo en mi alma
como dibuja en un estanque
el viento los misterios veleidosos
de su voluntad febril y arrebatada,
hurtando, con cada pincelada, el reposo
a la ingenuamente expuesta piel del agua.


©"El alma deshilachada", Laura G. Recas
Fotografía: "Estany Tort", Jaime G. Recas

Safo


Entre las algas
que acunan las corrientes,
sobre un fondo de coral,
yazco
envuelta en tu recuerdo
anclado en dársenas remotas,
sordo a este mi canto que te sueña
bajo salobres olas de Leucada.

Mas te espero,
fundida en el abrazo que te evoca,
inmersa en el formol del deseo,
amor que derrite el rígor mortis
y acucia a mi inmortalidad.

La plenitud lunar, en esta fosa de linfas,
acaricia mi fe para seguir venerándote,
Faón, dios de mis días, el de los ojos de mar,
mar en donde espero,
amante,
el beso de tu muerte.


Laura Gómez Recas


· Safo espera, bajo el mar, la llegada de su amado Faón, que se arrojará al mar en su busca, cuando entienda que el amor que ella le profesaba era extraordinario, según el final escrito a esta historia por Carlos Serra.

Para el silencio



Escribo para el silencio, para la lluvia del llanto
y para el viento, eterno pasajero…
Escribo en la linde de la niebla, efímero blanco,
testigo de la penumbra, de lo incierto, de lo yermo…



©"El alma deshilachada", Laura G. Recas
Fotografía: "Nebulosa Planetaria". NASA

Se van

Se difumina el ruido de la sangre
entre la polvareda de los pasos
de los que esparcieron el color del desierto
sobre la piel y el tiempo de mi hijo.

Ahora sólo tengo el silencio entre mis brazos,
llaga investida de mutismo que reverdece
en el predio atosigado de mi estómago
y se entalla en la garganta con pecíolos de afonía.

Palpo la sed de la salmuera, sobre el párpado,
con la yema táctil de mis ojos.
No quiero entender por qué se van…
Acuno salobridad porque me falta el riego,
se van porque vinieron con el silencio…

Laura Gómez Recas


Israel ha completado hoy la retirada de sus tropas de Gaza, donde inició una ofensiva el pasado 27 diciembre que ha causado 1.300 muertos.

El principio de Arquímedes

El mundo se ha hundido
a tus pies
con la infamia de las armas,
ofuscando tu pensamiento,
mudándote en curso de río interrumpido.
El mundo se ha hundido
a tus pies
y te deseas catarata
para derramarte al abismo
y devolverle la vida.

¿Dónde se han llevado tu tierra,
el polvo que cubría tus zapatos?
Una mole de violencia,
sumergida en la sangre de tu pueblo,
desalojó un volumen de vida
igual al peso de sus guadañas.
Laura Gómez Recas
Fotografía: Agencia EFE

Gaza

I

Me avergüenza ser de carne y de hueso
cuando la tiniebla de los ojos poderosos
hace caer la ceniza de la violencia
sobre la carne y el hueso inocente.
¿Qué sabe el niño de fronteras y naciones?
Su nación son los ojos de su madre,
sin fronteras en el vuelo que reinicia
cada noche al mundo de los sueños.
¡Que den un paso al frente
los que no fueron parte
de la clausura de su corazón!

II

Quisiera ser escudo,
espejo que absorba los misiles,
esponja que imante el sufrimiento…
Quisiera ser madre, en esta hora,
de todos los niños que matáis,
quisiera ser paño para heridas
y una voz de conciencia y humanismo
con brazos que inoculen la razón
en la sinrazón de esta barbarie.



Laura Gómez Recas

Soneto de la Cosedura

Sacando el hilo tenue de la seda
con dedos presurosos de ternura
abro en tus bastidores mi costura
desfilando a puntadas tu vereda.

Se enhebran los trigales y se enreda
la aguja de mi sed y mi amargura
en tapices y telas de alma oscura
cuando paso el hilván con calma queda.

Se desnuda la luna de su enagua
y la deja caer sobre tu frente,
sobrehilada en amor desde mi fragua.

La vainica de un sueño en mí silente
acordona tu tez con hilos de agua
y hace arder tu telar, de luz, caliente.

©"La dársena", Laura Gómez Recas 


Este silencio

Este silencio espeso que me aturde
hoy me impide escuchar la voz de adentro,
como duda alojada en el encuentro
que atenúa la luz del lienzo que urde.

Este planeta fiel, que a mí me acoge
sin pedirle permiso a la amargura
e impone gravedad a mi bravura,
me invade de raíces y me encoge.

Estas sogas que tejen mi agonía,
que cercenan mi orgullo en tanto espera
y me impiden volar en rebeldía…

este buscar tu amor con fe de fiera
que expolia la razón con osadía,
es veneno que tomo aunque me muera…


©"Cincuenta ausencias", Laura G. Recas



Amapola


A Antonio Pastor



La amapola es una mariposa
con un ancla fondeada en tierra.
Es una bendición entre lo yermo,
nexo alado sonriendo a la muerte,
efímero botón del horizonte
que silencia su adiós
y aproxima el rojo de la sangre
a la inacción del cielo inmaculado.

Laura Gómez Recas
Acuarela, Laura G. Recas




Luna sobre Púrpura



Di luz a tu perfil y curvatura azul
a la piel que te encubre,
sostuve el pincel sobre tu cráter
y vacilé en violetas
para adivinar los vientres
que el sol no emboza.
Agolpé materia contra la mutación
que enojaba a mi alma plasmadora
y soborné al diablo
para ser partera de tu alumbramiento.

Ya te poseían mis ojos,
ofrenda y encarnación de la entrega,
cuando el amante decidió quebrar la aurora
y congeló el plasma en mis arterias.

*******

¿Por qué tú si puedes soportar la carencia,
asaetear el cielo de la noche sin la luz
y sobrevivir en la ciénaga del olvido
embadurnado con los residuos del beso?

¿Por qué la invisibilidad nunca te mengua,
y te resignas a ser sólo una ausencia,
una sombra temprana de soledades
que no duda un instante de su ventura?

¿Cuál es el pulso con el que atizas
la negrura infinita que tu alma envuelve,
sin perder de tu rumbo la trayectoria
privada de caricias y de zalemas?

Dime cuál es la matemática,
la exactitud de la fórmula que habitas
que permite coexistir, entre tus lindes,
a la concavidad con la plétora.


*******


Ella es belleza sostenida
sobre el nido que mi noche pinceló.
Tras el cristal del duelo me ilumina,
me suspende la vida, me interrumpe…
para hacerme consciente de mi forma
y no dejarme morir de inexistencia.


*******


Con un arrebol ocultó la piel
de palidez y roca desvalida.
Se embozó en el grana,
en el arropo encarnado
de la sangre que nunca sería
su ingrediente.
Convirtió el bermellón
en mesura con desvelo,
detonando impotencias en el adentro
porque un solo suspiro hacia el vacío
hubiera sido un azote de sinrazón.

Y acabose la hora,
su amanecida,
sintiendo que su cuerpo se disparaba
hacia la altura inmensa
que apostataba del carmesí.
Volvió a saberse blanca, cana y albina…
Tal como era cuando era amada.


©"Luna sobre púrpura", Laura G. Recas"Luna sobre púrpura", óleo sobre lienzo, Laura G. Recas


Expo-recital de "Versos Pintados del Café Gijón"

PINTURA Y POESÍA
ASOCIACIÓN VERSOS PINTADOS DEL CAFÉ GIJÓN
CICLO POETAS VIVOS DE ESPAÑA

Tenemos una cita. El lunes 23 de marzo a las 19.00 hrs. en la Escuela Julián Besteiro, C/. Azcona, nº 53, en Madrid.
La Asociación "Versos Pintados del Café Gijón", dentro del Ciclo Poetas Vivos de España, que se inició con un recital de Luis García Montero, inaugura el lunes 23 una exposición de pintura y poesía que estará abierta al público hasta el viernes 17 de abril. Se trata de visualizar cada cuadro, acompañado de un poema inspirado o inspirador del mismo. La simbiosis entre la pintura y la literatura es una de las formas artísticas más reconfortantes y productivas que existen y ahora tenemos la oportunidad de disfrutarla.

La inauguración se abrirá con un recital poético en el que intervendrán los escritores: Asunción Valgañón, Ana Ortega, Ommje, Rebeca Barrón, Jara Bedmar y Leopoldo Fornés. El acto será presentado por, la también escritora, Ángeles Fernangómez y la pintora Beatriz Provéns.

Autores de las obras de la exposición:
Pintores: Josefina C. Piris, Maribel Campos, Mario da Costa Pereira, Mª Carmen de Inés, José Manuel Gil Querol, Pedro Luzón, Beatriz Provéns, Carlos Puente Ortega, Paco Solana, Julio Ruíz, y Clara Tengonoff. Pintora invitada: Gema Guaylupo.
Escritores: Ángeles Fernangómez, Evaristo Cadenas, Cristina G. Barreto, Ernesto L. Vinader, Hilario Martínez Nebreda, Luis Ricardo Suárez, Julián Martínez, Elena Peralta, Primitivo Oliva, Covadonga Morales, Ángeles Lence y Laura Gómez Recas. Poeta invitado: Teodoro Rubio.

Horarios para visitar la exposición: de 9 a 21 hrs., de lunes a sábado y de 9 a 14 hrs., domingos.
PRORROGADA HASTA EL 24 DE ABRIL DE 2009